viernes, diciembre 23, 2005

CÓMO AYUDAR

Me han llegado varios correos preguntándome cómo conseguí ir a México de voluntario y pidiéndome que me extendiera un poco más sobre este tema.

Pues bien, la verdad es que no fue fácil. Yo no era miembro de ninguna ONG y eso lo complicaba más todavía. Como es lógico, la mayoría de las ONGs pedían experiencia en tu lugar de residencia (mínimo un par de años) y otras muchas, te exigían hacer con ellos un curso de un año de duración aproximadamente.

Oigo a mucha gente que se queja de esto, argumentando que una vez que te animas a irte fuera a ayudar no hacen más que ponerte trabas. Desde mi punto de vista, esto es lo más normal. Porque, en realidad, ¿qué puedes aportar tú de diferente que no pueda hacer cualquier persona que está allí? En realidad, el irte un verano de cooperante es sobre todo una experiencia muy enriquecedora para el voluntario, ya que desgraciadamente no puede resolver demasiadas cosas, más que acompañar y apoyar a los más desfavorecidos durante un corto plazo de tiempo.

En mi caso, yo me empecé a mover pronto por octubre o noviembre para irme en verano de cooperante, pero no se me abría ninguna puerta. Al final tuve mucha suerte, ya que gracias a un convenio de mi Universidad con una ONG tuve la oportunidad de ir a IPODERAC.

Tocaré de nuevo el tema en el próximo post y colgaré unas cuantas ONGs con las que se puede cooperar.

No hay comentarios: