viernes, agosto 25, 2006

STARBUCKS, ¿UNA EMPRESA SOCIALMENTE RESPONSABLE?

STARBUCKS; ¿UNA EMPRESA SOCIALMENTE RESPONSABLE?

Me encanta el café de los Starbucks, y más desde que me enteré (me lo dijo mi hermana) de que se trata de una empresa socialmente responsable (en teoría).La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es un concepto que engloba a toda la gestión de la empresa y las relaciones de esta con tiene con todo su entorno. Dentro de estas “relaciones” se encontraría el concepto de comercio justo, por el que tengo especial debilidad (como ya sabéis).


En mi última visita a un Starbucks, me alegré de encontrar unos folletos relacionados con estos temas.
Sin embargo, al leer “Starbucks y el Comercio Justo”, me he desilusionado al comprobar que no se ha pagado un precio justo por todo el café utilizado. Lo que sí que hace es ofrecer café de Comercio Justo en todas sus tiendas en España.
Indagando un poco más, he llegado a descubrir que en el 2005 Starbucks compró 5 millones de kilos de café certificado de Comercio Justo, lo que le convierte en el mayor comprador de EEUU. De todas formas, no deja de ser (según mis cálculos) el 3,5% de todas sus compras. Por tanto, me pregunto: ¿no está haciendo Starbucks un marketing algo hipócrita? Estoy muy a favor de que las empresas “se aprovechen” de sus acciones sociales pero estoy totalmente en contra de que maquillen y hagan creer cosas que no son ciertas.

2 comentarios:

jaB...!!! dijo...

Por supuesto.
Es una cifra realmente pequeña y que no deja de ser un porcenatje simbólico para poder imprimir los panfletos que todos podemos ver en los distintos Starbucks que hay por toda Europa.
A mi me gusta el café de Starbucks, pero os tengo que decir que durante mi estacia en Madrid (En Donosti no hay), sólo he ido una vez y no creo que vuelva. La razón es simple: Me parece abusivo el precio de sus productos. Más aún si cabe, después de leer este post y de comprobar que compran su materia prima (que es de todo menos cara... baratísima...) a precios irrisorios y no porque los productores instauren métodos de dumping, sino por que los compradores (que tienen un poder casi monopólístico sobre ellos) ejercen una presión insalvable para ellos. De esta manera sigue siendo imposible que los productores de café salgan de los límites de la pobreza en los que están inmersos.
A todo esto, hay que tener en cuenta que los resultados de Starbucks no han sido buenos y han resultado estar por debajo de las predicciones formuladas por los analistas, entre otras cosas y según la dirección de la empresa, por el calor que ha hecho el primer semestre del mes y la dificultad que han tenido para preveer el consumo de 'frapuccinos en sus restaurantes'.
Yo preveo que para mejorar esos resultados, ese 3,5% bajará en breve.
¿Y tú, que opinas?

itziar dijo...

Tiempo ha que leí un artículo en El País Semanal sobre la política empresarial de Starbucks. Como desconozco la relación entre Prisa y el Grupo Vip's (que tiene la franquicia en España), me creí que compran el café en los mercados de origen al precio más alto y que las condiciones laborales de sus empleados en general son buenas.

Por eso, pensé, aparte de que esté buenísimo, merece la pena gastarse 3 euros en un café.

Por si la memoria me traicionaba y para merecer la mención de Julen, he buscado por ahí y algo he encontrado:

"El organismo que ha examinado con más atención las prácticas empresariales de Starbucks en los países productores de café es la ONG Oxfam. Un veterano asesor político de la organización ha asegurado a El País Semanal que Starbucks es un modelo de comportamiento empresarial que otras compañías compradoras de café deberían imitar. “Están incorporando precios más elevados y contratos más prolongados para los cultivadores de café con los que tratan”, asegura el funcionario de Oxfam".
(http://www.periodistadigital.com/economia/object.php?o=47419&print=1)

Esto no quiere decir, claro, que Starbucks sea una empresa "impecablemente filantrópica", como dice el mismo texto más adelante. Como consumidores, tenemos que elegir entre "podría ser mejor" o "algo es algo" y mientras no haya empresas que lo mejoren, el de Starbucks me parecerá un buen ejemplo.