sábado, septiembre 09, 2006

TRANQUILOS, QUE HAY PARA TODOS

"El mundo nunca fue tan injusto como ahora, porque hoy somos 6.000 millones de personas, pero producimos alimentos cada año para nutrir a 12.000 millones.
Nuestra Tierra podría alimentar por lo menos al doble de la población mundial actual. Alimentar quiere decir procurar a cada hombre, mujer y niño una ración equivalente a dos mil cuatrocientas o dos mil setecientas calorías diarias, dado que las necesidades alimentarias varían según los individuos, en función del trabajo que realizan y de las zonas climáticas donde viven. Si la distribución de alimentos en la Tierra fuera justa, habría comida suficiente para todo el mundo.
La FAO (Food and Agricultural Organization, la Organización para la Alimentación y la Agricultura de Naciones Unidas), evalúa en su último informe en más de treinta millones el número de personas muertas de hambre en 1999 y, para el mismo período, en más de ochocientos veintiocho millones los seres atenazados por la desnutrición grave y permanente.”
(Jean Ziegler. http://www.radiolibertad.org/rl/rep.php?var=6 )

Jean Ziegler es relator especial de la comisión de Derechos Humanos de la ONU para elaborar un Derecho a la Alimentación. El hecho de que exista comida para nutrir a 12.000 millones de personas (según la propia ONU) implica que no es cierto que la gente muera de hambre porque falta comida, la gente muere de hambre porque...¿Por qué muere la gente de hambre?

No hay comentarios: