miércoles, septiembre 13, 2006

VERANOS EN EL SUR

Algunos de vosotros habéis decidido ir a algún país lejano a pasar vuestro verano. Ahora volvéis y os tocan todos los reencuentros... Seguro que habéis disfrutado, compartido y aprendido. Nos encantaría que ahora compartierais con nosotros un poco de lo hermoso que habéis descubierto. Así abrimos hoy un pequeño capítulo donde cada cierto tiempo publicaremos un post de diferentes amigos contándonos como ha sido su verano en algún país lejano. Empezamos por mi experiencia en Ecuador y llegarán otros relatos desde Perú, México, India...Y si tú también quieres participar déjanos tu comentario.


Llegué a Ecuador en Julio y estuve un mes dando clases en La Comuna, un barrio alto de Quito. Daba clases de lunes a viernes a niños de entre 8 y 12 años, y los fines de semana y la última semana del mes me dediqué a conocer Ecuador. Vi el pacífico (y no es ni cristalino, ni caribeño como yo pensaba), vi los andes y vi la selva amazónica. Y también conocí a muchos amigos ecuatorianos. Un abrazo para ellos. Daba sobre todo clases de inglés a niños de entre 8 y 12 años. Eran violentos y machistas; así son las personas que crea la degradación social. Pero eran tan cariñosos... No tenían agua potable, ni luz, ni carreteras asfaltadas ni muchas otras cosas.
Ya antes de ir a Ecuador me interesaba esta región, pero desde que volví de ese viaje, Latinoamérica me apasiona. No se exactamente porqué, quizá por la relativa cercanía cultural, quizá porque la historia de Latinoamérica dice que esta es una región llena de desigualdades, de dictaduras pasadas, y de guerras y guerrillas, pero es sobre todo para mi una región quiere progresar y vivir en un lugar un poco mejor.
Mi viaje a Ecuador me sirvió para ver qué es la pobreza, para descubrir niveles absolutos de generosidad en gente que da su vida por los demás y me dio la capacidad de hablar con mucha mayor sensibilidad de esta injusticia que es la pobreza. Y como siempre, lo mejor que me traje de vuelta a casa fue lo que aprendí y sobre todo el recuerdo y el cariño de la gente que conocí.

No hay comentarios: