viernes, diciembre 08, 2006

DOSSIERS PARA ENTENDER EL MUNDO

TEXTO-CURSOR

El Fondo Monetario Internacional (FMI), es un organismo supranacional que se encarga de vigilar que los países no tengan problemas de desequilibrios en la balanza de pagos (importar mucho más de lo que se exporta, o viceversa), de endeudamiento excesivo, de déficit público u otros similares. Cuando se da alguno de ellos, el FMI da créditos a aquel país que lo solicite.

Cada país paga una cuota al FMI. La cantidad de la cuota la elige cada país. A la hora de pedir un crédito, si el crédito solicitado es del 25% o inferior a la cuota que se paga, el crédito será NO condicionado. En cambio, cuando el crédito solicitado es superior al 25% de la cuota que paga el país, el crédito que el FMI otorga, será condicionado. Los países ricos pagan grandes cuotas y sus necesidades de crédito suelen ser pequeñas, de manera que obtienen créditos NO condicionados. Los países empobrecidos, en cambio, no tienen dinero para pagar cuotas grandes y sus necesidades de créditos suelen ser grandes. Como consecuencia, tenemos que los créditos que los países empobrecidos obtienen suelen ser condicionados. Y aquí es donde entran en juego los famosos PLANES DE AJUSTE ESTRUCTURAL. Cuando un país obtiene un crédito condicionado del FMI, este país debe aplicar un plan de ajuste estructural redactado por el FMI. Estos planes de ajuste estructural contienen directrices económicas OBLIGATORIAS. Independientemente del beneficio o perjuicio que puedan provocar estas medidas, el simple hecho de que el FMI dicte la política económica de cualquier país es un robo inaceptable de la soberanía de un país (y por tanto del poder de decisión de los ciudadanos de ese país).

Los países empobrecidos no piden créditos por placer, los piden porque su situación de penuria no les deja otra salida o porque así lo ha decidido cualquier mal dirigente. Y cuando el FMI redacta la política económica de algún país, sus ciudadanos pierden el poder de decisión sobre su economía, porque la política económica que han votado en las urnas no es la que se aplica, sino que se aplicará la del FMI.
En estos tiempos de globalización, es importante darse cuenta de que esta es una de las maneras en la que el sistema económico (el capitalista neoliberal) se globaliza. Quien necesite un crédito, deberá cumplir las normas que dicta el FMI, deberá cumplir los axiomas neoliberales.
Pero además, si nos fijamos en las medidas que aparecen en los programas de ajuste estructural del FMI vemos que se trata básicamente de reducir gasto social (reducción del gasto en educación y sanidad), reducción o congelación de salarios, privatizaciones, orientación de la producción a la exportación (con lo que se pone en peligro la soberanía alimentaria), liberalización de aranceles y desregulación del mercado laboral (facilidades para el despido, temporalidad...). Estas son las recetas que se comienzan a aplicar sobre todo en los 80, con el consenso de Washington, y que como podemos comprobar con una mirada al sur, no han traído más que dependencia, pobreza y miseria a África y América Latina.


¿Cómo se toman las decisiones en el FMI?
En el FMI las decisiones se votan. Y así se reparten los votos: Por el mero hecho de pagar una cuota se tienen 250 votos. Pero resulta que por cada 1000 dólares más que se paguen se tiene 1 voto más. O sea, que los votos se compran. Así de simple, cuanto más pagues más votos tienes. Con el 16% de los votos se puede vetar una decisión. ¿Adivinan qué porcentaje de votos tiene EEUU? El 17,82%. Ninguna decisión puede tomarse sin el visto bueno de EEUU.
Y además. ¿Quién elige a la gente que vota las decisiones del FMI, y al presidente del FMI, y a sus consejeros?

4 comentarios:

DJ del Sur dijo...

De nuevo atacáis un organismo multilateral sin siquiera mencionar sus virtudes. El FMI es el bombero financiero que acude a apagar las crisis allá donde surjan. ¿Por qué acuden a él los gobiernos en medio de la tormenta financiera? Porque nadie más les prestaría dinero para evitar que se devalúe desastrosamente su moneda.
¿Y por qué surgen estas crisis? Por encima de todo, porque los gobiernos gastan más de lo que ingresan, presionan a los bancos locales para que hagan préstamos a sus protegidos, y se empeñan en mantener un tipo de cambio constante.
El FMI también mete la pata espectacularmente, como en la crisis asiática del 94 y en la de México del 98. Aplica a todos los casos el mismo cinturón, y lo aprieta cuando quizá convenía aflojarlo.
Pero mucha de su mala fama se la gana porque para los gobiernos es muy fácil echarle la culpa a otro y no asumir sus errores. Por ejemplo, es de risa que haya argentinos que se crean que todos sus problemas vienen de Washington y que ellos no tienen culpa ninguna.

Colaborador: Auxtin Ortiz dijo...

Totalmente de acuerdo en que las culpas son compartidas. No sólo Washington tiene la culpa de la crisis argentina, ni de la situación del mundo.
Pero hay que decir que por ejemplo en la crisis argentina los planes de ajuste estructural obligaron a una privatización exagerada y acelerada del sector público. Así, de la noche a la mañana, el gobierno argentino dejó de ingresar los beneficios que las empresas públicas le proporcionaban. Esa fue una causa importante de la crisis. Aunque por supuesto hubo otras muchas, las medidas del ajuste no ayudaron.
Preguntas por qué acuden los gobiernos al FMI en medio de la tormenta financiera. Acuden al FMI porque la desesperación es absoluta o porque algún mal presidente o dictador quiere llenarse el bolsillo. Pero la cuestión central es que los créditos que da el FMI sirven como instrumento de dominación. Los que han pedido un crédito tienen que aplicar la política económica de los planes de ajuste estructural, en los que como decía basicamente se recorta en gasto social (menos médicos, menos escuelas...) y se privatiza lo público. Estas medidas hacen sufrir como siempre a los más necesitados. Los créditos del FMI son créditos que crean una dependencia brutal y sirven para obligar a los estados a aplicar medidas neoliberales.
Pido perdon por responder tan tarde pero sólo entro a internet una vez a la semana.
Gracias por tus aportaciones, espero que sigas haciéndolas.
Auxtin

[La otra agenda] dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
[La otra agenda] dijo...

Gracias por este "mongráfico". He enlazado desde mi blog

Saludos