sábado, diciembre 30, 2006

LA TELE Y LA SOLIDARIDAD

Los telemaratones son un clásico de la programación navideña. Si para algo sirven estas fiestas es para que soltemos tela; no sólo en regalos desproporcionados, también en donaciones a las causas que tiene pendientes nuestra sociedad. Habrá que aprovecharlo.

Este año, que se sepa, los programas solidarios brillan por su ausencia. Sólo la gala Inocente, inocente y Mira quién baila mantienen su sutil apoyo a oenegés. ¿Por qué?

Tanto las cadenas de televisión como las asociaciones salen beneficiadas con los programas solidarios. Unas, porque lavan la imagen frívola que cultivan todo el año sin que los resultados de audiencia se resientan. Otras, porque no hay otro medio capaz de convocar y movilizar a tanta gente como la tele. Habría que haber aprovechadolas navidades.

escrito por Itziar

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena por vuestro blog. un tema muy interesante y necesario. En respuesta a vuestro post sobre solidaridad, creo que la TV3 lleva 15 años ralizando programas de solidaridad LA MARATÓ, para recaudar fondos para la investigación médica. De momento este año llevan más de 6 millones de euros que se destinaran para paliar el dolor. Está claro que es un tipo diferente de "solidaridad" pero creo que es un ejemplo a seguir por otras televisiones com muchos más millones de televidentes

MakePovertyHistory! dijo...

No cabe duda Toni. Estoy totalmente de acuerdo. Creo que muchas veces las grandes cadenas de televisión se esconden tras la excusa de "la gente no quiere/no vería eso". Me cuesta decirlo, porque creo que me repito mucho (sobre todo esta frase), pero vuelvo reflexionar que ¡Ojalá hubiera más iniciativas/programas de estos! Pero no con el fin de recaudar, sino más bien concienciar: creo que esa es la clave.

itziar dijo...

Concienciar llevaría a involucrar más a la población, cierto. Pero también a recaudar, en última instancia.

Cuando los chicos de Eacnur o Greenpeace te paran por la calle no te preguntan si quieres ser voluntario. De esos no deben de faltar. Quieren cuentas corrientes: el dinero nunca sobra. ¡Recaudar está bien!

Lo que no sirve para mucho, sin embargo, y en eso tiene Julen absolutamente toda la razón, es que se pida donativos en ocasiones concretas (véanse las catástrofes naturales) y todos nos olvidemos inmediatamente de la catástrofe crónica del planeta...

Los tiros de las recaudaciones en general (de telemaratones y todo tipo de colectas) los lanzaría en la dirección: "¿Cómo se invierte el dinero?".

Olga dijo...

¡Hola!

Hemos enlazado tu blog en el repaso semanal que en Canal Solidario hacemos de la blogosfera.
http://www.canalsolidario.org/web/noticias/noticia/?id_noticia=8375

Un saludo.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo en esas causas pendientes que en esta sociedad tenemos con el mundo que nos rodea, pero no simpatizo nada con estos "programas solidarios", los cuales pueden ayudar no a concienciar (que eso seria muy bueno, por supuesto) sino a adormecer y acallar conciencias. No me vale que una empresa como Coca cola haga una donación mientras siga llevando a cabo su política en los diferentes países de producción, por poner un ejemplo. La solidaridad no puede entenderse como la caridad mal entendida, sino como un camino para facilitar el desarrollo de los pueblos desde ellos mismos. Bueno, es mi modesta opinión, ya se sabe, para gustos los colores, pero prefiero que no se le de un sentido de "pena" a la solidaridad porque en un momento determinado nos sintamos mas sensibles. Los problemas siguen durante el año y mucjas empresas donantes son parte del problema. nada más, gracias por el espacio y hasta peonto.
Julio

itziar dijo...

Julio, por supuesto que sería incoherente que se diera el caso que comentas: “No me vale que una empresa como Coca cola haga una donación mientras siga llevando a cabo su política en los diferentes países de producción”. Pero el problema no sería la donación, sino las supuestas políticas socialmente irresponsables.

Como eso, todo lo demás: no se trata de obviar lo que está bien hecho porque haya otras cosas peores, sino de corregir éstas.

Humildemente, pienso...

¡Saludos!

Anónimo dijo...

De acuerdo... Con todo ello, me alegro que aunque con puntos de vista de alguna manera diferente, siga habiendo gente que pensamos que hay que darle la vuelta a este mundo. Muchas gracias y un saludo desde León.
Julio