miércoles, septiembre 05, 2007

"REFLEXIONES SOBRE UN VERANO EN INDIA I" por MARCOS ARTEAGA

Definitivamente “la pobreza engendra pobreza”.
Durante mi estancia en Mumbai he tenido la suerte de conocer a muchos nativos de todas las clases económicas, desde una de las familias más ricas de India como a las personas más pobres.
Hablando sobre la educación en India con una persona nativa, me comento que es una educación buena y exigente con la que los niños tienen que ir al colegio muchas horas al día incluso los sábados. Pero lo más sorprendente es que para que un niño pueda ir al colegio éste tiene que pasar un examen de conocimientos básicos. Si éste no pasa el examen, no tiene ningún futuro.
Y como es de esperar los niños que tienen menor probabilidad de pasar el examen son los que vienen de familias analfabetas que casualmente son las que en su día tampoco pudieron ir a la escuela. Por esto, como podéis ver, nacer en una familia pobre te lleva a no tener educación, a no ser que te busques las castañas en otro lado.
Por este motivo, las diferencias en India están creciendo a un ritmo galopante, aunque también hay que decir que cada vez hay un mayor número de puestos de trabajo sin grandes requisitos.

No hay comentarios: