jueves, septiembre 06, 2007

"REFLEXIONES SOBRE UN VERANO EN INDIA II" por MARCOS ARTEAGA

Hay algo que me ha sorprendido muchísimo en India: a los pobres les encanta que les hagan fotos! Me ha pasado en más de una ocasión que se me acerque un niño o uno no tan niño pidiéndome que le saque un foto sin más, únicamente por el hecho de hacerse una foto. Con esto ya son felices y parece que es como una droga para ellos porque después de la primera te piden la segunda, y la tercera, ... y así hasta que te canses y les digas que no vas a hacerles más fotos. Cuando llega este punto casi tienes que salir corriendo porque te das cuenta de que el niño que te pedía la foto posaba para la foto pero también unos cuantos mas que estaban por detrás posaban, así que tienes muchas bocas pidiéndote una foto!!
Y yo me pregunto, ¿por qué pueden estar tan obsesionados por salir en una foto que ni se la vas a poder dar? Y solo encuentro una respuesta.

Cuando un niño te pide una foto lo que realmente quiere es comprobar si él existe en este mundo, si la gente le puede ver, porque estando donde está nadie hace nada. Y es tal la alegría que se lleva cuando se ve reflejado en la pantalla de la cámara, sabiendo que existe, que necesita más y más por si la primera había sido una casualidad.

¡GRACIAS MARCOS POR COMPARTIR TU EXPERIENCIA EN MPH!

No hay comentarios: